¿Cómo debe ser la oveja del futuro?

XXIV Foro Nacional del Ovino 2022

Foro Ovino 2022 - Seminario - Nuevos enfoques para optimizar la nutrición del ovino

Nuevas estrategias en la alimentación del ovino

Eduardo Bueno Salvador

Técnico nutricionista y director técnico de Cobadu

07/11/2022
Imagen
Imagen
El sector ovino representa alrededor del 32% de la facturación de Cobadu, por lo que es una de las especies que tiene un rango importante en la cooperativa. Esta ponencia presentará nuevos enfoques para la optimización de la nutrición en ovino y las herramientas de las que se dispone para solventar la subida actual de los costes de alimentación.
Imagen

El sector ovino necesita una alimentación adecuada, que sea saludable para el animal, y eficiente, que significa poder alcanzar la mayor productividad al menor coste. El objetivo es obtener productos de calidad para que sea reconocido por el mercado y tener valor añadido, tanto en la calidad de la leche como de los corderos. Además, en Cobadu tenemos una serie de auditorías para tener un control de calidad de las materias primas y una optimización de las fórmulas, ajustando los costes de fabricación.

Los índices de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) señalan que en el presente año 2022 han subido de forma importante los precios de la alimentación, con el condicionante de que habitualmente las cotizaciones suelen subir en la segunda parte de cada año. Por categorías de productos, las principales subidas se han dado en los aceites vegetales y, en menor medida, los cereales. También se han incrementado los costes de la energía. En el caso de la leche, ha habido algunas subidas, pero se está manteniendo. La carne también ha subido ligeramente.

Imagen

Mejora en las materias primas

No se debe olvidar que la oveja es un rumiante, por lo que no se puede tratar como un monogástrico. El rumen es una especie de cuba de fermentación. Si se consiguen fermentar rápidamente todos los productos y alargarlo en el tiempo, con una adecuación a la flora ruminal, se va a poder producir proteína microbiana que es la más económica y más rentable.

Es importante realizar los análisis de las materias primas. Mediante la tecnología NIR que utiliza infrarrojos, con un buen calibrado, permite obtener una gran cantidad de datos y adecuar las materias primas a las raciones. En Cobadu se analizan mensualmente un centenar de cereales, también proteínas, forrajes, maíz… Tras el análisis en el laboratorio, se incluye en el programa de formulación para mantener las calidades de los alimentos al menor coste.

El mercado de las materias primas ha dejado aspectos que no parecían posibles, como que la cebada tuviera un precio más alto que el maíz, teniendo en cuenta que tiene un menor porcentaje de almidón y que es más fácilmente degradable. Se puede modular con una molienda mayor para conseguir cereales más degradables. Ocurre lo mismo con las fuentes de las proteínas, ya que no es lo mismo la alfalfa en rama que la alfalfa deshidratada. Además, la colza y la soja se pueden tratar con calor para obtener una mayor proteína bypass, con el inconveniente de un aumento del coste de energía para hacer ese tratamiento a las materias primas.

Es importante la disponibilidad de forrajes de calidad, que además ha tenido también fuertes incrementos en el precio durante este año: pasto verde, paja de cereal, henos dependientes de condiciones ambientales, ensilados condicionados por la posibilidad de tener maquinaria para cosechar y forrajes deshidratados.

Un aspecto importante son las leguminosas. La PAC ha ido indicando que se tenían que sembrar barbechos de leguminosas o de girasol, por la guerra de Ucrania. Es un producto que se va a sembrar cada vez más, pero el problema es que no se incentiva al agricultor para que lo siembre. Son cultivos poco exigentes, tienen muy buena calidad con proteína, combinan bien con los cereales, es de fácil almacenaje. El mayor inconveniente es que tiene factores antinutritivos muy altos, pero se inactivan con el rumen. Además, tiene bajos contenidos en aminoácidos azufrados, pero se puede suplir con ciertos aminoácidos como metionina. Cada vez hay una mayor disponibilidad de las leguminosas y si se logra mejorar genéticamente en productos como el guisante o el altramuz australiano, es un producto ideal para la alimentación animal y a un coste asequible.

Respecto a los aceites, se trabaja normalmente con aceites vegetales muy saturados para que no alteren la flora del rumen.

En aditivos, se pueden controlar las calidades de vitaminas, minerales, bicarbonato sódico, alcalinizantes, levaduras, taninos como mejorantes de la proteína, aceites esenciales (timol, carvacrol), hidroxianálogo de la metionina… Es importante seguir en estos análisis y conseguir los datos fiables para alcanzar la mayor eficiencia posible.

Imagen

Nuevas herramientas

Un aspecto importante para el futuro es conseguir un aprovisionamiento local, como ocurre en Francia. De esta forma, se conseguirá una mayor eficiencia, al ahorrarse transporte y energía. Además, se puede dar valor añadido a los productos finales con la circunstancia de que todos los productos son locales. La filosofía de Cobadu es recoger todos los productos a los 2.500 agricultores socios para poder utilizarlo en la alimentación animal: cereales de invierno, maíz, alfalfa para deshidratar, paja, semilla de girasol…

Otra estrategia es la centralización de todos los aspectos logísticos en una cooperativa como Cobadu, con un almacenamiento y gestión de materias primas con capacidad para almacenar más de 550 millones de kilogramos en un solo punto. Las cuatro fábricas de las que dispone la cooperativa hacen que sea el mayor centro de producción de alimentación animal de España. De esta forma se ahorran portes y se da valor a los agricultores de la zona. Además, chequeando mediante la tecnología NIR cada camión que llega de materias primas se conseguirá una mayor calidad que si se compra en el puerto. Además, se puede obtener a un mejor precio.

También es importante invertir en tecnología para tener una adecuada precisión de básculas y adaptar automatismos en las fábricas de piensos, para conseguir una mayor eficacia.

Por otra parte, Cobadu tiene el proyecto de construir una granja experimental de cebo de terneros y cebo de corderos para comprobar la eficacia de las raciones. En cebo de terneros, se tendrán cuatro lotes de quince terneros cada uno, pesando la ración de comida y de bebida de cada uno de ellos. En corderos, habrá 120 corderos alojados de diez en diez, midiendo la comida y la bebida y comprobando el crecimiento de los animales.

Imagen

Valor añadido a los productos

Una estrategia que se puede utilizar es dar valor añadido. La leche es una commodity, algo que se comprueba fácilmente con la leche en polvo a través de las inversiones de los fondos de inversión. Por lo tanto, es importante dar un valor añadido a los productos.

Una de las iniciativas de Cobadu fue, a través de la colaboración con una industria láctea, comercializar un queso con alto contenido en omega 3, ya que se buscaba hacerlo de forma natural. Se suministra omega 3 a los animales, que lo adquieran los animales y también el consumidor a través del queso. Si la leche tiene omega 3, significa que se trata de un proceso natural, aunque sea más caro que suministrarlo en el queso. Además de niveles altos de omega 3, se consiguió tener niveles bajos de grasa saturada. Se incluyeron en la dieta de los animales productos como aceite de lino hidrogenada, semilla de lino y colza… y así se consiguió aumentar el nivel de omega 3 en la leche. Además, según la bibliografía, tiene más efectos beneficiosos porque aumenta la rentabilidad para el ganadero y reduce la producción entérica de metano.

Otro proyecto que tiene Cobadu en la actualidad es la obtención de queso con vitamina B12 y betacarotenos. Se ha elegido esta vitamina previene anemia megaloblástica, que provoca cansancio y debilidad en las personas, sobre todo en personas mayores de 50 años, con patologías digestivas o con dietas vegetarianas. La bibliografía indica que es una vitamina hidrosoluble que puede transferirse en leche con un aumento de hasta el 233%. Por su parte, los betacarotenos aumentan la inmunidad y es un antioxidante.

Imagen

Conclusiones

  • Se deben optimizar las fórmulas en base al control de materias primas.
  • El futuro es chequear y medir nuevos aditivos que se van desarrollando.
  • Hay que ajustar los costes de producción, tanto en fábrica como ganaderos.
  • Dar un valor añadido a los productos.
  • Es importante conocer los costes día a día.
Imagen

Patrocinadores Premium

Logo de CEVA
Logo de HIPRA
Logo de MSD Animal Health

Patrocinadores

Logo de Alltech Spain
Logo de Boehringer Ingelheim
Logo de De Heus Nutrición Animal
Logo de INTEROVIC
Logo de NANTA
Logo de OVIGEN
Logo de Syva
Logo de VETIA

Colaboradores

Logo de a-ASSAFE
Logo de AESLA - Lacaune
Logo de Analítica Veterinaria
Logo de AVICON
Logo de Avoccyl
Logo de Boalvet
Logo de Boumatic
Logo de Celtilait
Logo de COBADU
Logo de Delaval Equipos
Logo de Ecuphar Veterinaria
Logo de Exopol
Logo de Gaherproga
Logo de Lallemand
Logo de Moralejo Selección
Logo de NH Hoteles
Logo de Phileo - Lesaffre
Logo de Qualivet
Logo de Serval
Logo de Smarter, SMAII RuminanTs breeding for Efficiency and Resilience
Logo de SP Veterinaria

Organizadores

Logo de Revista Tierras Ovino
Logo de TecnoCarne

Secretaría técnica

Logo de Sáviat Brands
Patrocinadores Premium:
Logo de CEVACEVA
Logo de HIPRAHIPRA
Logo de MSD Animal HealthMSD Animal Health