¿Cómo debe ser la oveja del futuro?

XXIV Foro Nacional del Ovino 2022

Foro Ovino 2022 - Seminario inaugural - ‘Ovino: el modelo de producción más sostenible en la ganadería española’

Análisis de los sistemas de producción en el ovino lechero español: un modelo de sostenibilidad social en continua evolución

Fernando Hernández Díaz

Doctor en Veterinaria y director técnico de Granja Cerromonte

12/09/2022
Imagen
Imagen
La sostenibilidad social es un aspecto de gran importancia para la supervivencia de las explotaciones lecheras y del medio rural. En esta ponencia, lanzo mi opinión desde un punto de vista personal, basado en mi experiencia en el sector lechero, que tiene los mismos problemas de sostenibilidad social independientemente de qué especie se trate (ovino, caprino o bovino). Mi experiencia está repartida tanto en pequeñas explotaciones (18 años como veterinario clínico en pequeñas explotaciones de vacuno lechero), como en grandes explotaciones (17 años como director en Granja Cerromonte, de ovino lechero).
Imagen

Granja Cerromonte es una explotación con 4.200 reproductoras de ovino lechero, con 20 empleados (de los que 9 son mujeres), un sistema de fichaje por reconocimiento facial, instalaciones con vestuarios, duchas y sala de descanso. Además, 15 empleados tienen jornada continua, únicamente con turno de mañana o de tarde, y otros 5 empleados tienen jornada partida. De los 20 empleados, un total de 12 tienen más de diez años de antigüedad y otros 5 tienen más de cuatro años de antigüedad. No hemos tenido dificultades para encontrar personal.

En cuanto al tipo de sociedad, es una sociedad limitada, lo que facilita una toma de decisiones ágil. Pero el total del accionariado forma parte del sector, el 80% de las acciones pertenecen a la Cooperativa Alta Moraña (formada por más de 400 socios, en su mayoría ganaderos) y el 20% restante son socios de Alta Moraña a título particular.

La localización geográfica de la granja permite estar únicamente a cuatro kilómetros de la fábrica de piensos de Alta Moraña, lo que facilita su sostenibilidad económica, a otros cuatro kilómetros de distancia a la autopista y con un radio de distancia a las grandes industrias lácteas que no sobrepasa los 120 kilómetros.

Imagen

Sostenibilidad

A continuación, recogemos una serie de definiciones:

  • Sostenible. Algo que se mantiene a lo largo del tiempo sin agotar recursos o causar daño al medio ambiente.
  • Sostenibilidad. Cubre las necesidades actuales, sin comprometer las de las futuras generaciones.
  • Desarrollo sostenible. Garantiza el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social.

Dentro de la sostenibilidad, encontramos varias facetas:

  • Sostenibilidad ambiental. Busca preservar la biodiversidad sin tener que renunciar al progreso social y económico.
  • Sostenibilidad social. Busca la cohesión de la población y la estabilidad de la misma. Es el objeto de esta exposición.
  • Sostenibilidad económica. Busca que la sostenibilidad ambiental y social sean rentables.
Imagen

Situación en el medio rural

Antes de analizar la evolución del ovino lechero y su situación actual, es necesario situarnos en el contexto del medio rural.

Nos encontramos ante una espiral de despoblación. Hay pocas posibilidades de trabajo, lo que ocasiona que la población tenga que emigrar. Además, hay muchas menos opciones de trabajo para las mujeres, lo que favorece la disminución de la población. La disminución de la población ocasiona un incremento en los costes de los servicios, lo que provoca que haya menos servicios y de peor calidad. A su vez, esa degradación de los servicios hace que haya más emigración y menos trabajo.

En la despoblación del medio rural observamos:

  • Disminución del número de habitantes año tras año.
  • Desequilibrio evidente entre hombres y mujeres en la población, con una mayoría de hombres por la falta de empleo femenino.
  • Incremento alarmante de la edad media de los habitantes que quedan.
  • ‘Pueblos para vacaciones’. La generación que emigró aún tiene arraigo, por lo que al menos vuelven en vacaciones y dan vida a esos pueblos.
  • Futuro incierto. ¿Qué sucederá con las siguientes generaciones que ya no tendrán tanto arraigo? ¿Pueblos abandonados?

Es complicado prestar una atención sanitaria adecuada en el entorno rural, con el agravante del envejecimiento de la población, que requiere más cuidados. También se complica la educación, no hay escuelas ni institutos, los niños tienen que desplazarse a núcleos de población más grandes. Hay dificultades en las comunicaciones, como es el caso de Internet, y en los transportes, con la desaparición de trenes y autobuses.

Todo esto hace también, que cada vez haya menos comercios, entidades bancarias y establecimientos de ocio, lo que hace más difícil aun la vida en el medio rural.

Imagen

Evolución del ovino lechero

La tendencia del ovino lechero es hacia una disminución en el número de explotaciones y de ganaderos, mientras que aumenta el tamaño y la productividad de las explotaciones que quedan. Hasta ahora, ha sido posible mantener la producción, pero las perspectivas para un futuro cercano son de una disminución de la producción total de leche.

Una mayoría de los pequeños productores de ovino lechero se ven obligados a abandonar, porque no tienen rentabilidad suficiente. Además, hay unas condiciones laborales muy duras al no poder establecerse turnos de descanso y es necesaria una inversión para modernizar las instalaciones. Por lo tanto, se produce un abandono del sector y una falta de relevo generacional.

Mientras tanto, una minoría de los pequeños productores se ven obligados a aumentar el tamaño de su explotación para intentar sobrevivir. Esto conlleva la realización de inversiones para la modernización (con empleo de nuevas tecnologías para facilitar el trabajo) y el paso de ganadero a pequeño empresario. Estas explotaciones que crecen siguen encontrándose con problemas de poca rentabilidad y se suman dificultades de adaptación al nuevo modelo productivo y dificultades para la contratación de personal.

Cabe resaltar que en ovino lechero el aumento del tamaño de las explotaciones no es la causa de la desaparición de las pequeñas explotaciones, si no su consecuencia. Se trata de un mecanismo de defensa para su supervivencia.

Imagen

Situación actual del ovino lechero

El punto clave es la rentabilidad, que está fuertemente condicionada por el precio de la leche, el precio de la alimentación y la gestión de la explotación, en la que destaca la gestión del personal. En el precio de venta y compra de los productos el ganadero tiene poca capacidad de maniobra. Se ha mejorado la productividad, pero la rentabilidad sigue muy ajustada. El precio de la leche debe cubrir los costes de producción y un pequeño margen de beneficio.

En este sentido:

  • La industria y la distribución tienen que asumir que su margen de beneficio no puede incrementarse a costa de disminuir el margen razonable de beneficio del productor primario.
  • El consumidor tiene que asumir que producir los alimentos en un sistema que garantice la seguridad alimentaria, la sanidad animal, el bienestar animal y la sostenibilidad, tiene un coste.

La gestión de la producción láctea es compleja y no es comparable a la cárnica, ya que el ordeño lo condiciona todo. Además, a mayor tamaño de explotación se dificulta la gestión.

Tenemos que asumir que los requisitos para la producción serán cada vez mayores, por lo que es necesaria una adaptación a la normativa en materia de calidad, higiene, sanidad, bienestar animal y sostenibilidad. No podemos perder la cabeza y el sentido común, pensando que podemos relajar estas medidas, sobre todo la sanidad animal, solo tenemos que recordar los que llevamos años en este negocio cómo estaba hace no tantos años la sanidad animal y humana con respecto algunas enfermedades, como por ejemplo la brucelosis.

Además, es necesaria una mayor modernización, con la toma de datos precisos con digitalización y monitorización para la eficaz toma de decisiones. Se requiere una mayor profesionalización de la gestión y un enfoque empresarial que definan y analicen unas líneas generales de manejo y modelo productivo.

Un aspecto interesante es plantearse la duda de que pueda haber futuras integraciones, como ocurre en el sector cárnico. En mi opinión, es muy complicada la gestión directa de una explotación lechera para las industrias lácteas o multinacionales de piensos, aunque sería algo menos compleja para cooperativas o agrupaciones de ganaderos.

En el futuro, hay posibilidades de integración mixta entre ganadero, cooperativa e industria, con más implicación de la industria en el sector productivo primario.

La gestión del personal es clave para el buen funcionamiento de la explotación: el futuro de las explotaciones depende de una buena disponibilidad de mano de obra y de que además ésta sea estable en el tiempo.

En principio, las dificultades que nos encontramos son las siguientes:

  • Poca disponibilidad.
  • Horarios difíciles (ordeño de mañana y tarde).
  • Ordeño todos los días del año (trabajo en días festivos).
  • Trabajo duro (esfuerzo físico, inclemencias meteorológicas, suciedad…).

¿Cuál es el verdadero problema de la mano de obra: dificultad para encontrar personal o dificultad para ofrecer unas buenas condiciones laborales?

El verdadero problema es la dificultad para ofertar buenas condiciones laborales, que bajo mi punto de vista son la clave para solucionar el problema de la mano de obra y repercuten directamente en el mantenimiento de la población rural (sostenibilidad social). En general, el sueldo condiciona menos que las condiciones laborales, es más fácil aceptar un trabajo con buenas condiciones laborales que nos permite conciliar la vida familiar y otras actividades, lo que amplía la oferta de personal porque la mujer puede incorporarse con mucha mayor facilidad.

Pero, ¿cuáles son unas buenas condiciones laborales?

Se trata de tener unas condiciones laborales dignas, similares a las que ofrece la industria, cumpliendo escrupulosamente la legislación laboral, tanto el Estatuto de los Trabajadores como el convenio colectivo, especialmente en lo que se refiere a las horas totales por año y por día, las pagas extraordinarias, las vacaciones, los días de descanso y los intervalos de horas entre descanso y trabajo.

Y si hay opción, la clave sería ofertar una jornada continua.

Conclusiones

  • Unas buenas condiciones laborales son un importante condicionante del tamaño de la explotación.
  • Las explotaciones y su gestión deberán adaptarse a las necesidades del personal.
  • Unas buenas condiciones laborales son la clave para la sostenibilidad social, logrando la supervivencia de las explotaciones y frenando la despoblación en el medio rural.
Imagen

Patrocinadores Premium

Logo de CEVA
Logo de HIPRA
Logo de MSD Animal Health

Patrocinadores

Logo de Alltech Spain
Logo de Boehringer Ingelheim
Logo de De Heus Nutrición Animal
Logo de INTEROVIC
Logo de NANTA
Logo de OVIGEN
Logo de Syva
Logo de VETIA

Colaboradores

Logo de a-ASSAFE
Logo de AESLA - Lacaune
Logo de Analítica Veterinaria
Logo de AVICON
Logo de Avoccyl
Logo de Boalvet
Logo de Boumatic
Logo de Celtilait
Logo de COBADU
Logo de Delaval Equipos
Logo de Ecuphar Veterinaria
Logo de Exopol
Logo de Gaherproga
Logo de Lallemand
Logo de Moralejo Selección
Logo de NH Hoteles
Logo de Phileo - Lesaffre
Logo de Qualivet
Logo de Serval
Logo de Smarter, SMAII RuminanTs breeding for Efficiency and Resilience
Logo de SP Veterinaria

Organizadores

Logo de Revista Tierras Ovino
Logo de TecnoCarne

Secretaría técnica

Logo de Sáviat Brands
Patrocinadores Premium:
Logo de CEVACEVA
Logo de HIPRAHIPRA
Logo de MSD Animal HealthMSD Animal Health